Arte

Oso Parado

Artista en residencia invierno 2021

El artista conceptual descalzo Oso Parado abre un portal a mundos espirituales con un trabajo físico y efímero inspirado en el paisaje de MUSA.

Oso Parado, artista multidisciplinario y viajero, existe en un mundo que muchos no pueden ver. Un mundo que trasciende al consumismo y a las altas velocidades en la sociedad comercial que opera en la actualidad. Si bien las realidades para algunos están dominadas por las tecnologías contemporáneas, el mundo de Parado se llena con lecturas abstractas y una construcción de espiritualidades digitales alternativas. Así, explora lo que significa estar conectado con uno mismo, la naturaleza y las comunidades hipercomunicadas de hoy.

Los escritos, las citas y el texto de Parado dentro de su trabajo hablan de una tendencia a conectarse con la literatura y las filosofías del pasado, presente y futuro. Durante su residencia en MUSA, Parado supo adentrarse en la experimentación de la escritura invisible, haciéndola tangible a través de sus intervenciones en el espacio y la exploración de elementos orgánicos.

“El uso de materiales orgánicos puede cambiar tu forma de sentir una experiencia, de interactuar con el paisaje de una manera más natural, así como la experiencia de comprender el entorno fuera de un estudio, es increíble.”
Es un proceso espiritual, mucho más íntimo, más físico y menos mental. Es reconectar con el cuerpo y dejar que el paisaje hable.

Parado considera constantemente el papel del contexto situacional al crear su trabajo y así construye un puente metafísico entre ideas y objetos al traer elementos de la naturaleza que completan el concepto. Parado integró el antiguo término islandés “innsæi”, un concepto que aprendió en sus viajes y que significa "intuición" o "ver dentro". Así, Parado utiliza la palabra “innsæi” para definir su trabajo ya que refleja “una energía intuitiva al borde de la naturaleza”.

“Cuando nos damos cuenta de que las ideas no pueden ser suscritas por objetos y eventos sino que solo pueden justificarse por las propias ideas, el objeto se queda entre la idea y el concepto de ese objeto y ya no pertenece a ninguno de los dos. Se crea un espacio onírico, una forma de acceso, un portal a lo numinoso... Se convierte en más que un objeto, es una virtualidad real.” – Oso Parado

Parado y la guía a la microdosis espiritual

Técnicas mixtas, pinturas sobre lienzo tratado, tierra y escultura fueron la materia prima del viaje de Parado en MUSA. Una residencia de un mes que exploró la belleza desnuda y la inmensidad del paisaje. Un juego constante entre lo material y lo espiritual. Una exploración profunda a los conceptos del “ser” y el “espíritu”. Al sumergirse en esta búsqueda Oso emergió con un sentido de conexión más amplio, abierto y altruista.

Visita la exposición de Parado y su colaboración con el paisaje de MUSA en exhibición en LOOT en la Ciudad de México del 23 de abril al 8 de mayo.

“MUSA es un lugar mágico al que me conecto con total libertad. Hay pocos lugares como este con diversos ecosistemas en un mismo espacio. Encuentro inspiración en todas partes y entro en un proceso de contemplación total y de reflexión muy amplia.”

Continúa el viaje espiritual de Parado con aprendizajes, divagaciones y más @osoparadoart

El programa de artistas en residencia de MUSA aún está en desarrollo y se abrirá oficialmente en 2022.